fbpx
i3 Group Services

Cómo construir una casa sostenible

Construir una casa sostenible. A veces, las casas más antiguas son las viviendas nuevas más eficientes. Piensa en la cantidad de materiales de construcción y de emisiones de CO2 que se ahorran si compras una casa existente en lugar de construir una nueva. Un edificio antiguo pero de calidad puede restaurarse y modernizarse para convertirse en una vivienda ecológica a un coste mucho menor.

Una mayor densidad de viviendas implica servicios más eficientes y desplazamientos más cortos, así que considere que vivir en una zona poblada puede ser la opción más ecológica. Y lo que es más, al elegir una casa para reformar, no estará transformando el hábitat natural ni las tierras de cultivo, por lo que no contribuirá a una mayor fragmentación del paisaje.

Lo pequeño es mejor

Construir una casas sostenible más pequeña necesita menos materiales de construcción y requiere menos recursos energéticos para calentarla o enfriarla. A la hora de planificar la renovación de su casa, asegúrese de analizar bien sus necesidades, tanto en términos de cantidad como de tamaño de las habitaciones interiores. Las casas minúsculas o tiny houses, cada vez más de moda en los programas de televisión, son fascinantes y, sobre todo, tienen claras ventajas medioambientales y energéticas.
Dado que la mayoría de la gente tendría grandes dificultades para vivir permanentemente en espacios pequeños, puede ser una gran oportunidad para aprender lecciones de eficiencia energética, uso responsable del espacio y ahorro en general.

Construir con materiales sostenibles

Hoy en día, hay muchos materiales de construcción respetuosos con el medio ambiente. Las alternativas van desde los productos de madera de sostenibilidad certificada, la paja, la madera recuperada y los aislantes fabricados con materiales reciclados.
Otra ventaja de los materiales cuidadosamente elegidos es la mejor calidad del aire interior. Varios tipos de tapicería, revestimientos de paredes, tintes y pinturas liberan compuestos orgánicos volátiles y otros contaminantes del aire. Existen alternativas más saludables para construir una casa sostenible, como los tintes de bajo COV o la cera líquida para suelos. Teniendo en cuenta las muchas horas que pasas diariamente en casa, es extremadamente importante minimizar la exposición a los componentes tóxicos.

Haz que tu casa sea pasiva

La «casa pasiva» se refiere a un conjunto de normas destinadas a maximizar la eficiencia energética. El concepto se basa en elementos de planificación que pretenden reducir la necesidad de calefacción o aire acondicionado. Los elementos de planificación incluyen:

  • Aislamiento especialmente eficaz. La superficie de la estructura debe contar con materiales aislantes que ofrezcan un valor R muy elevado.
  • Las ventanas deben ser de un tipo de vidrio que limite la transferencia de calor, con marcos bien aislados. En los climas septentrionales, una solución podría ser el uso de ventanas de triple acristalamiento.
  • La recuperación de calor mediante un dispositivo incorporado al sistema de ventilación limita aún más la necesidad de calefacción.
  • La envoltura del edificio (suelos, ventanas y tejado) debe ofrecer un alto grado de hermeticidad. Esto no significa que la casa esté estancada, ya que el intercambio de aire está garantizado por los sistemas de ventilación e intercambio de calor.
  • La orientación de la casa y de las ventanas permite el calentamiento pasivo del sol y la entrada de luz natural, limitando así la necesidad de electricidad.

El diseño y construcción de una casa sostenible, da lugar a una casa con menores necesidades energéticas, una alta calidad del aire, una temperatura interior uniforme y constante y, en consecuencia, la posibilidad de estar en total comodidad incluso durante los cortes de electricidad. Por lo general, los elevados costes de construcción de los materiales implicados en la construcción de una casa pasiva se compensan con elementos arquitectónicos más sencillos y sistemas de calefacción, refrigeración y electricidad más pequeños. Además, los residentes incurren en costes energéticos mucho más asequibles.

Conserva el agua

Los habitantes de Estados Unidos y Canadá ostentan el desafortunado récord de derroche de agua por persona y día. Teniendo en cuenta el crecimiento de la población, la contaminación cada vez más generalizada, la actual sequía y el cambio climático provocado por el calentamiento global, tenemos que empezar a utilizar el agua de forma responsable. La renovación de una casa ofrece múltiples oportunidades para ahorrar agua. Los accesorios de baño y cocina de bajo volumen son esenciales, incluidos los inodoros de doble descarga y de bajo flujo.

Ahorrar energía

Desde el principio, los expertos recomiendan integrar los sistemas de energía renovable a la hora de construir una casa sostenible, ya sean paneles solares, turbinas eólicas residenciales o microcentrales hidroeléctricas. Si la inversión inicial es demasiado grande en el momento de construir una casa sostenible, planificar un posible cambio a la energía renovable ahorrará preocupaciones (y dinero) más adelante.
En cualquier caso, es importante porque la fuente de energía que se utiliza es igual a la porción de energía que se usa. En otras palabras, una casa bien diseñada debería permitirte mitigar tus necesidades energéticas. Esto se puede conseguir, por ejemplo, eligiendo electrodomésticos eficientes, instalando luces LED y utilizando termostatos programables que puedan ajustar la temperatura deseada. No olvides las soluciones de baja tecnología: un simple tendedero en lugar de una secadora evitará un mayor consumo de electricidad.

Respetar el paisaje al consturir una casa sostenible

El trabajo de construir una casa sostenible y ecológica continúa en el exterior. El paisajismo debe hacerse suavizando el impacto de la casa en el paisaje:

  • Gestionar el agua de lluvia. Recoger el agua de escorrentía del tejado en depósitos, para que pueda utilizarse para regar las plantas ornamentales.
  • Reducir las superficies impermeables. Facilitar la penetración del agua de lluvia en el suelo en lugar de permitir que se escurra. Esto retendrá los nutrientes, los sedimentos y otros contaminantes en los cursos de agua adyacentes. Para el camino de entrada y el aparcamiento, elija un material permeable, como las losas de celdas abiertas, que permiten que el agua drene por debajo.
  • Elija con cuidado las especies de plantas decorativas que requieran algún tipo de mantenimiento que requiera mucha energía, como la siega. Opte por plantas autóctonas que requieran poca agua. Para bloquear la escorrentía, plante especies hidrófilas cerca de los aleros si aún no está preparado para recoger el agua de lluvia.
  • Lo pequeño es mejor. Un patio pequeño es más fácil de mantener y disminuye el impacto de su casa en el hábitat circundante. Asegúrate de consultar con las autoridades la distancia mínima de vegetación si vives en una zona vulnerable al fuego.
  • Haz que tu jardín sea apto para los animales proporcionando comida, agua y refugios a tus pequeños vecinos.

Cuéntanos que necesitas, te responderemos lo antes posible.

    La finalidad y uso previsto tanto de los datos en sí mismos como de su tratamiento, es prestarle el servicio solicitado o entregarle el producto adquirido. A continuación podrá aceptar las finalidades que crea convenientes marcando su casilla correspondiente y clicando en el botón ACEPTAR, tenga en cuenta que algunas finalidades pueden ser necesarias para poderle prestar el servicio, en el caso de NO marcar dichas casillas, no se podrá prestar/entregar el servicio/producto asociado.

    He leído y acepto vuestra Política de Privacidad.

    Categorías

    Post Relacionados

    Etiquetas