fbpx
i3 Group Services

Reformar un baño: ideas útiles que hay que conocer

Si ha decidido reformar un baño, debe considerar cuidadosamente todos los componentes que forman parte de él. Los elementos en los que hay que pensar, revestimientos, muebles, accesorios…. son realmente numerosos, sin olvidar la fatídica pregunta: ¿baño o ducha? Por último: ¿Cuánto reformar un baño? Aclaremos las dudas.

Para asegurarse de que toma la decisión correcta y de que la reforma de su cuarto de baño es satisfactoria y económica, no debe dejar nada al azar.

Reformar un baño, los distintos elementos

Al ser los azulejos de la pared el elemento donde principalmente se puede dar un toque de originalidad, ocupan un lugar importante en el diseño de un ambiente de baño.
El revestimiento de la pared de un baño puede estar en armonía con el resto de la habitación o ser de gran contraste, para un baño más atípico. Sin embargo, la elección no puede hacerse sólo según el propio gusto, sino que hay que tener en cuenta las condiciones de humedad de la habitación.
Además, hay que tener en cuenta el presupuesto disponible, ya que entre un tipo y otro el precio puede variar considerablemente, al igual que el coste de la instalación.
En primer lugar, lo que hay que tener claro desde el principio es qué tipo de estilo quiero seguir: moderno o antiguo y, aún más importante, si pretendo construir un baño de mampostería o adoptar uno tradicional.
Los revestimientos son muy importantes porque de ellos dependerán los sanitarios, la iluminación y el color de las cortinas y las toallas. El material más utilizado es la cerámica, que es duradera y está disponible en diferentes tamaños, formas y colores, pero hay otros materiales en el mercado y otras soluciones que evaluar.
A continuación, hay que decidir si se instala la ducha o la bañera. Para llegar a una conclusión, debes analizar cuidadosamente tus hábitos. Si, por ejemplo, no puede prescindir de un relajante baño nocturno después del trabajo, la ducha no es para usted. Si, por el contrario, su vida es ajetreada y tiene muy pocos momentos de relajación, entonces es preferible una ducha. Esta decisión es totalmente suya. Si se ha decidido por una ducha, hay que elegir el tipo. Hay muchos en el mercado, de todo tipo.
Hay numerosos puntos que hay que aclarar para adoptar la ducha más conveniente para los usos que le vas a dar. En primer lugar, la disponibilidad de espacio le hará ver si puede instalar también una doble o si se verá obligado a elegir una simple. A continuación, tendrá que considerar qué tipo de apertura, cristal y herrajes adoptar.
Evidentemente, si lo desea, también se pueden añadir a la ducha comodidades como el hidromasaje, el sonido, etc.
En cuanto a la bañera, es obvio que ocupará más espacio en la habitación y también habrá un mayor consumo de agua con el consiguiente mayor gasto.
Una vez considerado esto, podemos pasar a la elección de la bañera, que siempre estará condicionada por el espacio disponible. Obviamente, en comparación con la ducha, tendrá la ventaja de la comodidad y la relajación, dada la posición que adopta mientras se baña.
Existen diferentes tipos y modelos, pero principalmente podemos distinguir entre la clásica bañera de pared, que encontramos en muchos baños clásicos de mampostería, y la bañera de pie, que se ha vuelto a poner de moda recientemente.
Si su cuarto de baño le ofrece la posibilidad, también puede optar por una bañera-ducha, un modelo combinado que reúne ambas posibilidades. En caso de que no se decida, pida asesoramiento a una empresa especializada en reformas de baños, que podrá aconsejarle sobre la mejor solución para su vivienda tras realizar una inspección.
Otro elemento que hay que tener en cuenta a la hora de reformar un baño son los grifos y la grifería. Tienes un amplio abanico de ejemplares, evidentemente eligiendo los más clásicos prestarás más atención al ahorro, viceversa con un presupuesto algo menos restringido podrás instalar modelos más particulares que darán un toque de originalidad a la estancia.
Evidentemente, en el caso de los sanitarios, elegir los colgados en la pared en lugar de los de pie dará la impresión de que la habitación es más grande, ya que la superficie está más libre.

Reformar un baño pensando en el espacio

Para reformar un baño, ya sea grande o pequeño, es esencial una planificación previa, cada detalle debe estar bien organizado antes de empezar a trabajar. La primera pregunta que hay que hacerse es: ¿de qué espacio dispongo?

Hasta 3 metros cuadrados tienes para crear un baño esencial, debe ser funcional para un uso diario rápido. Disponga los elementos contra las paredes para liberar el espacio central, quizás instale una bañera de esquina. Palabra de orden: optimizar el espacio.

Desde 4 metros cuadrados hasta 8 metros cuadrados puede crear un baño para toda la familia, eligiendo entre una cabina de ducha y una bañera según sus necesidades, o incluso poniendo las dos. Tendrá la posibilidad de personalizar y dar originalidad a la colocación de los elementos.

A partir de 8 metros cuadrados, puede crear una especie de sala de descanso donde relajarse después de un largo día de trabajo y añadir muchas comodidades, sin necesidad de optimizar el espacio. Puedes disponer los elementos en el centro de la habitación y tener más libertad para decidir dónde colocar los muebles. Tendrá la posibilidad de crear un entorno totalmente funcional para su propio bienestar, equipado con una bañera de hidromasaje, e incluso, si el presupuesto lo permite, una sauna construida y diseñada para toda la familia.

En este punto surge la pregunta: ¿quién utilizará el baño?

Si es el único cuarto de baño para una familia típica de cuatro miembros, instale tanto la bañera como la ducha y quizás coloque un muro o pared baja entre ambas para que dos personas puedan lavarse al mismo tiempo y mantener su intimidad.

Si se trata de un segundo baño reservado principalmente a los niños, los azulejos de las paredes serán muy impermeables, muy coloridos y divertidos. En este caso, también se elegirán opciones en términos de seguridad, como grifos en los que se pueda bloquear la temperatura para evitar quemaduras, o que se instalen controles de agua caliente y fría en la parte superior. Evidentemente, se puede optar por los accesorios para que el momento del baño sea un momento de juego y diversión.

Si el cuarto de baño está destinado a una pareja que trabaja, tendrá que permitir un uso diario rápido. Será esencial y tendrá que optimizar el espacio.

Dos opciones importantes: la ventilación y la pintura

La ventilación es fundamental, pero a menudo se pasa por alto. Esto juega un papel importante en la comodidad de su baño. Permite que el vapor de agua de la atmósfera salga después de una ducha o baño caliente. Evita la condensación y la formación de moho. También aporta aire fresco y saludable a la habitación, lo que es esencial para la salud.

Si la ventilación natural no es suficiente, se puede prever una ventilación mecánica permanente, intermitente o automática, es decir, que se activa en función del nivel de humedad del local. El sistema de ventilación automática es indispensable cuando se trata de un baño ciego, es decir, sin ventanas.
¿Has pensado ya en pintar las paredes? Cuando decides reformar un baño es un momento importante y debes pensar bien esta decisión.

reformar un baño

Los tonos recomendados para el cuarto de baño son los más claros, pero si te gustan los colores más vivos, también puedes atreverte, pero la habitación no debe ser muy pequeña, de lo contrario los colores oscuros tenderán a hacer que el espacio parezca aún más pequeño.
Intenta decidir la tonalidad del color también en función de la luminosidad de la habitación; si no hay mucha luz, la elección del blanco o de algunos colores muy claros es casi obligatoria para crear más luminosidad.
El tipo de pintura que se recomienda para la renovación del baño es definitivamente la pintura al agua. Tiene una base de agua, es transpirable y adecuada para combatir la formación de problemas de humedad y moho. Estas características lo hacen perfecto para el baño. Hay muchos colores en el mercado y el precio es bastante asequible.

Pero, ¿Cuánto cuesta reformar un baño?

Para reformar un baño completamente, no podemos decir con exactitud cuál será el coste, ya que depende de varios factores, como el trabajo a realizar, la calidad de los materiales y el tamaño del cuarto de baño. A título indicativo, partimos de una base de 1750 €, luego aumentaremos el coste si el presupuesto es mayor y las necesidades mayores.

NOTA: toda la información, los precios para reformar un baño y los costes que proporcionamos son puramente indicativos.
Cada precio es variable debido a las condiciones económicas, de tiempo, de mercado y de ubicación.

Cuéntanos que necesitas, te responderemos lo antes posible.

    La finalidad y uso previsto tanto de los datos en sí mismos como de su tratamiento, es prestarle el servicio solicitado o entregarle el producto adquirido. A continuación podrá aceptar las finalidades que crea convenientes marcando su casilla correspondiente y clicando en el botón ACEPTAR, tenga en cuenta que algunas finalidades pueden ser necesarias para poderle prestar el servicio, en el caso de NO marcar dichas casillas, no se podrá prestar/entregar el servicio/producto asociado.

    He leído y acepto vuestra Política de Privacidad.

    Categorías

    Post Relacionados

    Etiquetas